Últimas noticias

El presunto agresor de Sonia Gumpert, a juicio


El Juzgado de Instrucción nº 45 de Madrid ha dictado auto por el que acuerda la apertura de procedimiento penal abreviado contra el fundador de ISDE, Alejandro Pintó Sala, su hijo Alejandro Pintó Coma y su colaborador Jesús Gallardo Peso, por la agresión, insultos y amenazas que presuntamente infligieron a Sonia Gumpert, entonces Decana en funciones del Colegio de Abogados de Madrid, a José Ramón Antón, a la sazón responsable del área de Derechos Humanos del Colegio, y Antonio Albanés, candidato a diputado, precisamente en el hotel donde se celebraban las elecciones a la Junta de Gobierno.

Tras tomar declaración a todos los presentes en los hechos, examinar el parte médico y visionar las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel, el auto considera que existen indicios de que Alejandro Pintó lanzó un golpe a la Decana, que le ocasionó una contusión facial con edema infraorbitario. Él y su hijo le habrían dirigido también expresiones como "esto no acaba aquí", "hija de puta", "desagradecida" y "vigila".

Los querellados empujaron al abogado Antonio Albanés y golpearon a José Ramón Antón, mientras les decían "a mí no me tocas" cuando estos intentaron pararlos y defender a la Decana de sus agresores, que también les dirigieron expresiones como "os voy a arrancar la cabeza, os voy a matar".

Además de la acusación particular ejercida por los agredidos, están personados en la causa el Consejo General de la Abogacía -cuyo pleno condenó por unanimidad los hechos tan pronto como se produjeron- y los representantes del Movimiento 24.Dos.

Por su parte, la nueva Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid, que cuenta con dos diputados integrantes de ISDE, había emitido una nota informativa, en la que tras realizar una condena genérica y en condicional hacia "toda forma de violencia verbal o física que se haya podido producir", manifestaba que "no puede sino quedar a expensas de lo que decidan las autoridades judiciales competentes", sin personarse en la causa y sin adoptar medida alguna.

Los orígenes de la animadversión de los responsables de ISDE hacia Sonia Gumpert se remontan a 2013, cuando comenzó su mandato como decana. La institución formativa había apoyado intensamente la candidatura de su profesora al decanato madrileño pero, una vez lograda la victoria, intentó obtener contrapartidas en el Colegio a lo que la decana se negó. Los dos diputados de la Junta de Gobierno vinculados a ISDE presentaron su dimisión y desde entonces comenzó una feroz campaña contra Gumpert. Cinco años después, la empresa formativa, que había visto frustradas sus expectativas de negocio, encontró acomodo en la candidatura del actual decano, de cuya Junta de Gobierno forman parte dos profesores de ISDE y otros dos diputados próximos a su entorno. Durante la campaña electoral saltaron las alarmas cuando la candidatura de Alonso al decanato incluyó en su programa el sorprendente compromiso de que "el Colegio dejará de tener el monopolio de la formación", lo que parecía apuntar a que ISDE entrara en esa actividad formativa, aunque Alonso insistió en que no se va a "privatizar" el Centro de Estudios.

No hay comentarios