Últimas noticias

Primer incumplimiento del Decano del ICAM: los miembros de las Secciones no elegirán a sus presidentes


Un comunicado enviado por el diputado Eugenio Ribón a los colegiados el pasado 5 de febrero puso de manifiesto que la actual Junta de Gobierno del Colegio incumplirá una de sus promesas electorales: la elección de los presidentes de las Secciones por los inscritos en las mismas.

El Programa Electoral de la candidatura de los grandes despachos al decanato, encabezada por José María Alonso, aseguraba que situarían “al frente de cada una de ellas a profesionales expertos en cada una de las materias que asuman el compromiso de darles el máximo impulso”, formulación que ya suponía un innecesario desprecio a los presidentes y presidentas que pilotaron la puesta en marcha de una treintena de Secciones por vez primera en la historia colegial. Pero -tras este enunciado que parecía apuntar a que seguiría siendo una decisión ejecutiva valorando los perfiles- se prometía un cambio de planteamiento: “Su elección se hará en una votación democrática por los miembros de la propia Sección”.

JOSÉ MARIA ALONSO EN CAMPAÑA: “LOS PRESIDENTES DE LAS SECCIONES NO DEBEN SER ELEGIDOS POR LA JUNTA DE GOBIERNO, SINO POR LOS MIEMBROS DE LA SECCIÓN”

Alonso hizo de ello, además, una de sus banderas electorales, realizando declaraciones en video en las que se comprometía a que su objetivo de “transparencia y democracia interna” se extendería a las Secciones del Colegio. De forma inequívoca aseguraba que, si era elegido decano, cambiaría la forma de designación de los presidentes de las mismas: “Su elección no debe ser dirigida por la Junta de Gobierno, su elección debe ser decidida por los miembros de la Sección”.
El comunicado enviado ahora por el diputado Eugenio Ribón evidencia que Alonso no cumplirá la palabra empeñada ante los colegiados y las colegiadas en este aspecto.

Ribón anunciaba la convocatoria de un proceso para que la Junta de Gobierno –y no los inscritos en las Secciones- designe a los presidentes de las mismas. Hasta el 18 de febrero los interesados pueden presentar su candidatura con una “nota curricular de méritos y conocimientos” y “un breve esbozo de proyecto de desarrollo”. Tras el cierre del plazo, la Junta de Gobierno procederá a la “designación de quien ostente la presidencia, conforme a la valoración de los méritos y proyecto presentado”. 

Aunque el proceso se limitaba a las presidencias vacantes en ese momento y no a todas, el comunicado no dejaba lugar a dudas de que el nombramiento no sería provisional sino por cinco años, al afirmar que el cargo sería “limitado temporalmente al mandato de la vigente Junta de Gobierno, cesando con ella, sin perjuicio de la ratificación o mantenimiento ulterior si así lo considerase la Junta venidera”, lo que excluye claramente una posterior elección democrática como se había prometido. 

La excusa ha sido, según manifestaron en redes sociales los diputados Eugenio Ribón y Juan Gonzalo Ospina, la carencia de un sistema de voto electrónico implantado en el Colegio, algo que obviamente ya se conocía cuando se formuló la promesa electoral. 

DIMISIONES EN LAS SECCIONES Y CENSURA DE UN COMUNICADO 

Entre las secciones vacantes están la de Derecho de Familia, Derecho Penal y Propiedad Intelectural e Industrial, porque sus presidentes, Isabel Winkels, José Antonio Tuero y Javier Fernández Lasquetty, dimitieron antes de las elecciones colegiales para acompañar como candidatos a diputados a Javier Íscar, el principal rival de la candidatura de grandes despachos, que resultó finalmente ganadora por escaso margen. 

Otra de las Secciones con presidencia vacante es la de Derechos Humanos, cuyo responsable, José Ramón Antón estaba presente en el momento de la agresión del fundador de ISDE a la anterior decana, Sonia Gumpert, y presentó también su renuncia con una carta abierta tras el ignominioso silencio del actual decano ante un acto tan repulsivo.


Carlos Galán, el presidente de la Sección de Derecho Laboral, que a título personal había tomado también partido público por Íscar, presentó su renuncia inmediatamente antes de la toma de posesión de Alonso y remitió un comunicado de despedida a los inscritos.

Completa las vacantes la Sección de Iniciación y Desarrollo Profesional, tras la renuncia de sus copresidentes Javier Alberti y Delia Rodríguez, cuyo comunicado de despedida a los miembros de la sección se censuró y ya no fue enviado una vez que tomó posesión de la actual Junta de Gobierno. 

UNA DECISIÓN POLÉMICA 

La anterior Junta defendía el nombramiento de los presidentes por parte del propio órgano de gobierno del Colegio por entender que se trata de cargos de gestión y no de representación. 

Tampoco hay que olvidar que todas esas secciones fueron de nueva creación y que se trataba de sus primeros presidentes. No había ni siquiera inscritos en las mismas que pudieran participar en una elección democrática. 

Aun así, la candidatura impulsada por ISDE y otras firmas empresariales reivindicó la elección democrática de los presidentes e hizo de la promesa uno de sus reclamos electorales, lo que se ha convertido en el primer incumplimiento de Alonso a su compromiso ante los abogados y las abogadas de Madrid. 

Hay quien apunta a que en el fondo de dicha decisión estaba el temor a que los inscritos en las Secciones confirmaran democráticamente como presidentes a algunos de sus anteriores titulares. Es indudable que la labor de algunos de ellos goza de un visible reconocimiento en sus respectivos ámbitos: entre los profesionales del Derecho de Familia, por ejemplo, se habla muy bien del impulso de Isabel Winkels a la actividad de su Sección, mientras que entre los laboralistas y sus asociaciones es prácticamente unánime la valoración positiva del trabajo realizado por Carlos Galán. 

Al parecer la decisión de no cumplir esta promesa electoral habría ocasionado también malestar interno en algunos de los miembros del nuevo equipo rector del Colegio, según  El Confidencial Digital. que aludía a fuentes de la propia Junta de Gobierno.

No hay comentarios